La Fiesta

Esta fiesta nace con motivo del 500 aniversario del nacimiento del monarca, y desde entonces se celebra en Laredo, Cantabria, con gran éxito de participación y aceptación, tanto a nivel regional como nacional.

Desde el año 2000,  la 2º quincena de septiembre durante cuatro días, La Villa de Laredo recrea el Último Desembarco de Carlos V (Fiesta de interés Turístico Regional).
Está organizada por el Excelentísimo Ayuntamiento de Laredo. Se retrocede a 1556 y calles y establecimientos se adornan y engalanan para recibir al Emperador y su Séquito.

Estos son nuestros comienzos en el año 2000

Ahora, la Fiesta ha crecido y se recrea durante cuatro días

El JUEVES, COMIENZA LA FIESTA

Se concentran los grupos artísticos y las asociaciones. Se inauguran las fiestas por parte de las autoridades y a continuación se realiza un pasacalles con músicos, cómicos, malabaristas.
jueves

El VIERNES, “El GRAN DIA”

Por la mañana se abre el mercado y se suceden durante toda la jornada diferentes actividades, El Torneo Medieval Infantil, y Los Juegos de Época, para los más pequeños, también los Bailes Renacentistas, para los mayores, además de las diferentes ambientaciones como las bailarinas de la danza del vientre, cómicos, personajes variopintos.
Los músicos amenizan el mercado y recorren las calles de la villa.

Por la tarde, en la playa Salvé, diferentes exhibiciones: cetrería, malabaristas, músicos, nos entretendrán hasta que llegue el GRAN DESFILE DEL CORTEJO IMPERIAL para recibir al Emperador. 
El Desfile
 sale de la Casa de Cultura de Laredo y se dirige al encuentro del Emperador en la Playa Salvé. Tiene una gran participación altruista por parte de los ciudadanos tanto laredanos como foráneos, que se apropian de las costumbres y de las vestimentas del siglo XVI y consiguen trasladarnos al año 1556. El Desfile  es encabezado por las hermanas del Emperador, seguidas de su corte imperial y del pueblo llano. Entre ellos cómicos, músicos, malabaristas, pirotecnia, amenizan el desfile

El GRAN MOMENTO DEL DIA viene de la mano del desembarco del Emperador, en  la Playa Salvé de Laredo. Su llegada es objeto de un caluroso recibimiento con representaciones musicales, de baile y unas espectaculares justas en las que los caballeros demuestran ante el emperador su valor y destreza con la lanza., además de todo tipo de representaciones de época.

desembarco carlos v laredo

Carlos V siempre destacó por su paladar exquisito y su deleite por la buena mesa. También queda constancia de su voraz apetito, por su manifiesta enfermedad: la gota. Por eso, para finalizar la velada se realiza LA GRAN CENA en el túnel, un enclave inigualable, que hace honor a la época y a los manjares, debilidad del Emperador.

EL SABADO

El resto de los días se acogen todo tipo de espectáculos además de un gran mercado renacentista con gran variedad de artesanos, junto a ellos músicos, comediantes, malabaristas y personajes variopintos deambularán por las rúas de la Puebla Vieja, por el mercado, mezclándose con nobles, damas de alcurnia o juglares. Además habrá demostraciones de cetrería y gran desfile IMPERIAL en el que Carlos V saluda a sus súbditos.

El DOMINGO

Es la última jornada festiva, durante todo el día se ambienta el mercado, se ameniza con música renacentista, se desfila por las calles de la villa y diferentes actividades y representaciones conseguirán el entretenimiento de todos los asistentes.

Por la tarde noche se realiza un espectáculo de luz y pirotecnia para despedir al Emperador, que se retira para preparar su marcha y posterior retiro a Yuste.

En octubre se realiza la Ruta de Carlos V que recorre los pueblos de Laredo, Colindres, Rasines, Ampuero , Lanestosa, Medina de Pomar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR